Aprendiendo a vivir más feliz, equilibrado y productivo

Home / Viviendo / Aprendiendo a vivir más feliz, equilibrado y productivo

Una de las cosas que me propuse hacer con mi blog es que cada que terminara de leer un libro o incluso un capitulo interesante, compartiría un articulo contigo. Al hacerlo, como lo he dicho en otros artículos, asimilo mejor los conocimientos adquiridos y al compartirlos contigo puedo lograr que tengas algo valioso en tu vida de una forma resumida. Dado que hoy vivimos en un mundo tan acelerado por la tecnología si que te cae bien algo resumido ¿no?.

En este articulo de hoy, compartiré contigo algunas técnicas, consejos y aprendizajes que aplico hoy en día para hacer de mis días lo más feliz, equilibrado y productivo posible.

Muchas personas en mi vida me han dicho cosas como:

¿Cómo haces para hacer tantas cosas? ¿Tú no duermes o qué? ¿Cómo haces para ser tan organizado? etc.

Y si es verdad. Hago muchas cosas. Pero con el paso del tiempo he aprendido que no se trata de hacer muchas cosas como tal, sino de hacer las cosas de una forma organizada, que te hagan feliz y que le aporten valor a tus sueños. Aprendí demasiadas técnicas para hacer muchas cosas que me llevaron a una vida en la que podía hacer el doble de cosas de una persona promedio al día, pero con el paso del tiempo me sentía demasiado infeliz porque no estaba creciendo en lo que quería. Me llegué a sentir tan vacío, que no tenía ningún sentido hacer todas esas cosas que todo mundo admiraba que fuera capaz de realizar en 24 horas. Con el pasar del tiempo, viviendo una vida tan acelerada, me di cuenta de lo procrastinador que me había vuelto a causa de tanta ansiedad en mi interior por realizar un sin número de cosas en un mismo momento intentando controlar todas esas técnicas que había aprendido. Esta ansiedad de la que te hablo, se da producto al sometimiento de nuestro cerebro a tanta información para procesar, generando que el cerebro se quede pensando sin saber que hacer, tal cual como ocurre con tu computador cuando tienes muchos programas abiertos y te empieza a salir el letrero de: No responde.

En esta sociedad que nos inunda de información cada vez más, si que es importante no solo tener técnicas para hacer más, sino también tener unas cuantas técnicas que nos sirvan para aprender a renunciar a tantas cosas, para lograr hacer menos pero con más eficacia en pro de nuestros sueños.

Ya que te conté un poco mi historia, te quiero compartir algunas cosas que hice para mejorar esto que me estaba ocurriendo. Con esas técnicas he logrado hacer de mis días algo mejor, equilibrando mis esfuerzos para tener una vida integral, sintiéndome feliz y mejorando mi productividad.

1. Reconoce y acepta tu contexto actual: Hay muchas personas que viven en el pasado pretendiendo que el presente sea igual a como era la vida antes. Lo único que logran cuando viven así, es aumentar su capacidad de crear juicios. Son personas que normalmente van por ahí comparando cosas cómo: “Es que en mi época era mejor”, “hoy en día la gente está equivocada”, “Ya nadie valora un libro”, “Todo mundo se la pasa afanado”, “Es que hoy en día la gente ya no le da valor a las cosas”, etc. Déjame decirte que ninguno de esos comentarios te hará una persona más equilibrada, integra, feliz y productiva. Es importante que reconozcas y aceptes el contexto en el que vives. Cosas como reconocer y aceptar que en tu ciudad hay más tráfico que antes para ir a algún lugar, trabajos que demandan ser multitarea, el sin número de redes sociales, personas, noticias, información, entre otras, te harán una persona más consciente para tomar decisiones más efectivas para el bienestar de tu vida actual

“Si quieres realizar un cambio en tu vida debes hacerlo con base a la realidad y no a los supuestos”

2. Identifica tus tiempos muertos y crea buenos distractores: Si sumas el tiempo que inviertes de tu día en cosas como el tráfico, haciendo filas y esperando que comience una reunión, te sorprenderías demasiado de como esas pequeñas cosas muchas veces pueden hasta llegar a ser casi la mitad de tu día. Un día me dio por sumar el tiempo que se me va sin hacer nada esperando y me dio un total de 3 horas y media. Casi media jornada laboral en la que podría hacer tantas cosas. Imagina lo que podría hacer en 3 horas y media, las cuales las estaba perdiendo por esperar con desespero o diciendo cosas como: “Que pereza esta ciudad, ya llevo 1 hora en este trafico”, “Ah que pereza esta fila y esta gente que no se mueve”, entre otros…

En vez de cambiar a los demás, intenta buscar un kit de cosas que hagan de esos pequeños momentos algo más productivo para tu vida. Yo por ejemplo en mi kit para momentos de espera tengo: Mi Kindle para leer libros, mi aplicación PasaLaPagina para leer revistas, 2 aplicaciones de PodCast en inglés para mejorar mi escucha, la página TEDTalks en mis favoritos para ver alguna charla corta, las páginas de mis artículos favoritos,  una lista de mis canciones favoritas, juegos creativos y una que otra bobada que me distraiga.

Es importante que en tu kit tengas cosas que te enseñen algo, así como también cosas que te sirvan para tus sueños, te inspiren o que simplemente te hagan reír un rato. También es importante que no sea muy grande, para evitar esa incomoda situación de: ¿Y cuál de todas estas opciones elijo?

Muchos dirán que aprovechan el tiempo de espera para responder su Whatsapp, ver Instagram o Facebook. No está mal, pero muchas veces usamos más del tiempo necesario para estar en las redes sociales. Por esa razón te invito a que continúes leyendo y aprendas como mejorar tus redes sociales 🙂

“Cuando tienes tu kit de buenas distracciones no perderás tiempo pensando: ¿Qué me pongo a hacer mientras espero?. Con un buen kit tendrás siempre una alternativa a la mano para disfrutar esos momentos muertos del día”

3. Usa mejor tus redes socialesUna de las cosas que más nos usan en la actualidad son las redes sociales. Tenemos tantas, que muchas veces no alcanza el tiempo para estar enterados de todas. Las redes sociales nos usan tanto, que entramos para enterarnos de algo, pero nos quedamos atrapados por la curiosidad humana de saber cosas del otro, o como dicen por ahí, para chismosearle la vida al otro. Es algo humano, acéptalo, todos tenemos ese lado curioso que nos hace querer saber y chismorrear la vida de los demás, así que mi consejo para esta ocasión es que en vez de cambiar tu humanidad, cambia mejor la gente a la que sigues. Seguimos perfiles de todo tipo que se roban nuestra atención y muchas veces no nos resultan aportando nada a lo que queremos o nos gusta. Entonces mejor encárgate de seguir solo aquellos perfiles que le aporten algo a tu vida, ya sea profesional o personalmente para que cuando vayas a “chismorrear” obtengas algo de valor para ti.

Algo más que te podría decir, es que elige las redes sociales que realmente te gustan y te aportan valor. No es necesario estar activo en todas las redes sociales. Tus amigos no te verán simplemente porque publiques todo el día en todas tus redes. Ellos te verán porque realmente lo que eres les aporta valor a sus vidas. Así que encárgate mejor de ser una persona de valor para tus contactos 😉

El problema no es que hayan muchas redes sociales. El problema es dejarnos usar por ellas y creer que debemos ser esclavos de todas”

4. Usa listas, pero en especial una lista de cosas que NO VAS A HACER. 

Ami en lo personal me encanta llevar una lista donde escribo todas las cosas que debo y me gustaría hacer. Muchas veces esa lista se vuelve tan grande, que en vez de enfocarme, me pone tan ansioso que genera un estado de frustración en mi el hecho de ver que son más las cosas que quiero hacer, que las que puedo hacer.

Hay que aceptar que en esta actualidad el mundo nos exige ser mucho más eficientes y por eso siempre tenemos mil tareas para realizar al corto plazo. Debemos comenzar por aceptar que no todo lo podemos hacer y reununciar a aquellas cosas que no le aportan tanto valor a nuestra vida.

Es por eso que es importante que crees: La lista de los NOs. Una lista donde escribas aquellas cosas a las que les dirás NO si se atraviesan en tu día a día. Una buena pregunta para comenzar la lista es: ¿Qué quiero lograr? ¿Qué cosas no le aportan valor a eso que quiero lograr? y para cuando lleguen nuevas cosas: ¿Esto le aporta valor a lo que estoy soñando? 

5. Planea tu día y ten en cuenta tus tiempos

A veces creemos que podemos lograrlo todo en un día. No sabemos dimensionar lo que significan realmente 24 horas. Creemos que los tiempos de transporte no existen, que el tiempo entre despertar y llegar al trabajo es corto y ahí es donde se nos va la vida. Nos saturamos en el día a causa de pensar en tiempos ideales, haciendo de ellos un detonador de ansiedad continuo que no nos deja progresar.

Para que mejores un poco al respecto, te propongo que te levantes, tomes tu calendario y pon inicialmente aquellos tiempos que sabes que son muertos. Una vez tengas tus tiempos de sueño, preparación, transporte, etc. Coloca aquellas cosas que son más importantes y que te gustaría lograr primero. Un buen consejo que me han dado es que aquellas tareas que demanden más de tu capacidad mental y/o sean más importantes para ti, hazlas al inicio de la mañana y luego deja que aquellas cosas que son tan operativas se hagan finalizando el día.

Muchas veces comenzamos el día revisando mensajes en el celular, correos, pagos, etc. Pero te recomiendo que esta vez los dejes para el final y comiences el día, dando tu mayor potencial en aquellas complejas tareas que al superarlas sentirás una gran motivación por seguir adelante.

“Cuando superamos grandes retos al inicio del día, esto nos llena de una motivación tan maravillosa que es la que hace que termines el día de una forma expectacular”

6. Sueña y escribe tus sueños claramente

Este tema si que está ya “trillado”. En cualquier articulo o curso de motivación que tomes se que te dirán esto. La diferencia en esta ocasión es que cuando lees tus sueños y no tienes tanta ansiedad, logrando vivir una vida más equilibrada y en conciencia, si que tendrá sentido leer lo que quieres. Cuando eliminas esa ansiedad no estarás presionado por alcanzarlos, sino que sentirás una motivación que te moverá todos los días a dar lo mejor de ti.

“Una persona que no sueña, no tiene el universo como su aliado. Cuando alías el universo con tu vida, tarde que temprano lo inesperado llegará” 

7. Preparate para dormir

Yo era de las personas que llegaba casi que arrastrándome a la cama. Incluso muchas veces ni llegaba y caía en el sofá de la sala dormido con la ropa del trabajo. Recuerdo mucho como mi mamá me regañaba y me decía: “Daniel, vaya cámbiese para dormir, que uno no duerme bien así”. A lo que mi respuesta siempre era: “Maaaa, yo duermo bien así”.

¿Pero sabes qué? La verdad es que no dormía bien así, o bueno, eso era lo que yo creía. Comecé a tener a causa de la ansiedad, el desorden a la hora de dormir y el no desconectar mi cerebro, unas noches terribles llenas de pesadillas y despertándome mucho durante la noche. No sé si te ha pasado alguna vez o te pasa actualmente, que incluso así duermas 8 horas, te levantas cansad@ y sin energía para comenzar el día full actitud.

Para mejorar esta situación empecé a prepararme para dormir. Algo tan simple como decirme: ¡Este día estuvo genial y estoy listo para descansar!. Ponerme cómodo, apagar computador, televisor, celular o cualquier cosa que al estar encendida interrumpiera mi sueño, cambió radicalmente mi descanso.

“Muchas veces creemos que no debemos dormir para realizar más cosas. Pero de lo que no nos damos cuenta, es que muchas de las cosas que hacemos cansados, las podemos hacer en menos tiempo y de una forma más eficaz si estamos al 100% de nuestra energía.” 

8. Usa pomodoros con solo 3 actividades sensoriales

Esta es una técnica muy interesante para estar concentrado en algo que quieras hacer. Quizás ya la conozcas, pero es muy importante no solo conocer cómo es, sino también, algunos consejos para aplicarla bien.

¿Cómo hago un pomodoro?

  1. Elige una actividad qué quieres realizar
  2. Trabaja 25 min enfocado solo en esa actividad
  3. Descansa 5 min haciendo algo completamente diferente
  4. Comienza de nuevo otros 25 min
  5. Descansa 5 min
  6. 25 min
  7. 15 min de descanso. Este es el descanso largo.

Es una técnica que la verdad me ha servido bastante para mejorar mi rendimiento, pero hay que saberla usar. Por esa razón te comparto algunos consejos para que esto no se vuelva un problema.

  1. Ten un plan priorizado de las tareas que quieres realizar en varios intervalos, para no gastar el tiempo del pomodoro pensando en… “Bueno y ahora con qué sigo”
  2. No hagas pomodoros por todo. Úsalos en cierto momento del día que necesites enfocarte para cumplir algo. Cuando haces pomodoros todo el día, comienzas a vivir como una maquina y te sentirás un poco desmotivado con el tiempo.
  3. Usa máximo solo 3 experiencias sensoriales. Esto es vital, muchas veces no nos fijamos en qué entorno estamos usando pomodoros. Una experiencia sensorial es por ejemplo el ruido de tus compañeros de trabajo, el clima, lo que ves, tus pensamientos, una conversación telefonica de alguien, el sonido del celular, etc. Encárgate de que tu cerebro solo tenga como máximo 3 experiencias sensoriales para que te puedas enfocar mejor.

Me ha pasado que pongo música, mi mente está al 100, lo que estoy viendo demanda atención, hay un amigo hablando por celular, mi cuerpo está incomodo sentado, hay olores fuertes en el entorno, tengo un chicle, algo en mi mano y súmale a eso la atención al reloj del pomodoro. Todas estas experiencias ponen tan ansioso mi cerebro que no me permiten enfocarme como quiero así tenga una buena técnica como esta.

9. Haz ejercicio para tener una actitud más enérgica

No tienes que ser un deportista de alto rendimiento. Tampoco tienes que inscribirte a un gimnasio para ir todo el día. No, nada de eso. Cuando te digo que hagas ejercicio puede ser algo como salir caminar, trotar 15 min, hacer flexiones en tu casa, saltar, bailar con un vídeo en youtube, etc. Algo que te active el cuerpo. Algo que te haga sentir la energía corporal y te de conciencia de cada una de tus extremidades, te dará una actitud más enérgica.

“Al movernos lo que hacemos es poner toda la energía corporal en pro de lo que queremos lograr, liberas endorfinas y te sentirás con más movilidad para disfrutar más del día de una forma productiva por tus sueños”

10. Medita

Desde que aprendí a hacerlo, no quiero parar. Aprendí esta técnica buscando un poco de tranquilidad. Al principio estaba tan escéptico a este tipo de cosas que ni lo intentaba. De seguro te ha pasado algo similar cuando te han hablado del tema. Pensamientos como: “Aj, eso de sentarme… cerrar los ojos… dejar pasar los pensamientos… Na, eso no es lo mio, eso es pa esa gente Yogi”, o simplemente tenia uno de esos pensamientos que hacen que uno nunca lo intente: “Un día de estos reviso, gracias”

No nos gusta cerrar los ojos. Nos incomoda estar con nosotros mismos. Sí, lo sé, incomoda mucho, pero inténtalo. Al meditar conectas con tu interior como te han dicho por ahí, pero no solo eso. Meditar es como cuando le das reiniciar a tu computador. Todos necesitamos liberar espacio de nuestro disco mental, liberar tantos pensamientos que nos saturan y que no nos dejan avanzar, porque aunque no lo creas, los pensamientos pesan y mucho. Muchas veces dejas de hacer cosas simplemente porque tienes tantas cosas en la cabeza que no sabes como actuar.

“No generes una parálisis por exceso de pensamientos. Medita y permítete liberar tu disco interior. Con solo 15 min puedes lograr grandes cosas”

Todas estas tecnicas las aprendí luego de leer 18′ min de Peter Bregman, leer algunos artículos en Internet sobre la procrastinación y unos cuantos capítulos de Los Secretos de la Mente Millonaria que es el libro que estoy leyendo actualmente.

Espero sean de valor estos consejos. Como todo consejo, estás en la libertad de tomarlo o dejarlo. Yo solo espero que si puedas tomar alguno, ponerlo en práctica y que te aporte valor.

Te recomiendo que estés muy pendiente de un próximo articulo donde te compartiré cómo cambiar algunos patrones mentales. Que es algo que estoy trabajando con el libro de: Secretos de la Mente Millonaria.

Gracias por leerlo… Nos vemos en un próximo articulo, taller o experiencia 😉

Lindo día

Foto tomada de: Diseñado por Freepik

 

email
Opt In Image
¡SUSCRIBETE! 😀
¿Quieres recibir al correo los articulos, talleres, conferencias y/o novedades de lo que estoy creando?

Es muy fácil...

Solo déjame tu nombre y correo electrónico para que estemos en contacto 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


By submitting this form, you are granting: Organization Name, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.

Pin It on Pinterest