Memorias de un gran día #1

El día de hoy, luego de varios días en los que he tenido la actitud algo bajita, decidí meterle de nuevo mi mayor energía a vivirlo al máximo, y la verdad así fue. A eso de las 7 pm, saliendo de la unidad de una amiga luego de una conversación por más de 4 horas, me dije que llegaría a mi casa a escribir todo lo que se me había quedado de las charlas de hoy. Iba a tomar mi cuaderno personal para hacerlo, cuando de repente una voz en mi interior me dijo:

“No lo dejes en el olvido de tu cuaderno, mejor déjalo en la memoria de todos en tu blog”

Es por esa razón que siguiendo ese mensaje instintivo, estás aquí leyendo las memorias de un día maravilloso.

Definitivamente cada que Dios/Universo te permite vivir un nuevo día, tienes la oportunidad de aprender un sin número de cosas que harán tu vida mucho mejor. Lamentablemente, muchas veces estamos tan cerrados a aprender, que creemos que lo único que nos puede enseñar algo es si estamos en un aula de clase, pagando un curso muy costoso o asistiendo a gurus del vivir bien. Si ese es tu caso, no te culpo, pues muchos de nosotros fuimos educados de que aprender era de esas maneras, pero que bueno que con este articulo de hoy abras un poco más tu mente, porque no te imaginas como hasta el taxista que te transporta, podría enseñarte algo mágico así como hace unos años en mi vida una conversación con un taxista me hizo el día:

Palabras que cambian el mundo

El día de hoy siento que meditar en la mañana me mostró lo mucho que puedo entrenar mi mente para llevarla cada día a un nivel mejor. La conversación con el barbero mientras me motilaba, me enseñó la importancia de los valores humanos por encima de la independencia y lo poderoso que es ser una persona determinada y con coraje para hacer o decir aquellas cosas incomodas para otros, pero que para uno puede ser lo correcto. Y por ultimo, mi conversación con Liliana la cual me deja unas enseñanzas brutales que están vibrando en estos momentos en mi alma y que te las resumo a continuación:

  1. Cuando los seres humanos sentimos la necesidad de defender nuestra grandeza, es porque quizás estamos dejando de sentir confianza en nuestro ser superior. Muchas personas sentimos que a la hora de defendernos estamos mostrando fortaleza, como cuando alguien por ejemplo está siendo injusto  y le hacemos saber con nuestro temperamento que no somos ningunos bobos. Esto no está mal, pero cuando la vida nos pone a defendernos demasiado,  nos está dando una señal más allá y es que quizás estamos siendo muy reactivos a causa de no sentir la capacidad de ver cada momento incomodo como la oportunidad de forjar nuestros valores y sentir confianza en un ser superior de que todas estas cosas pasan por algo grandioso. 
  2. Existe una maestría supremamente importante, la cual es, la maestría de la vida. Cuando reconocemos el poder que tiene la mente sobre nuestro mundo interno y externo, encontramos la gran oportunidad de emprender la carrera más difícil pero satisfactoria de la vida, la cual es entrenar la mente. Al hacerlo podemos descubrir cosas bastante maravillosas que pueden llevar nuestra vida a otro nivel.
  3. La inteligencia es nuestra capacidad de elegir en cada instante, cuál es la opción más efectiva, ya sea en un contexto emocional, laboral o cotidiano. 
  4. Todos vamos a morir algún día, eso es algo fijo. Cuando logramos darle un significado a nuestra muerte en vida, cada segundo que vivamos se podrá liberar de las preocupaciones y el apego, para así vivir una vida más plena, sin miedos y dando nuestro 100%. 
  5. No es necesario sufrir múltiples experiencias dolorosas para poder trascender y evolucionar como persona. Si vivimos pensando como afrontar todas las situaciones difíciles, tendremos una vida de angustias eterna pues de seguro estas nunca terminarán. La vida es muy corta a comparación de todo lo que hay por hacer, así que aprovecha al máximo toda tu energía para reconocer tus fortalezas en este mundo y dedicarte de lleno a potencializarla. En pocas palabras: Enfócate y entrénate en lo que quieres y no en lo que no quieres.
  6. Las personas sufren por lo que ven y no porque lo que hacen. ¿Cómo así? Si tu ves algo que te gusta, puedes llegar a sentir sufrimiento por no tenerlo y no hacer nada por ello. Pero si tu ves algo que te gusta y hay una acción que te impulse a alcanzarlo, tu ser se sentirá pleno en el movimiento. 
  7. El cerebro humano se siente a gusto cuando estás conversando con otra persona y está tiene comportamientos similares en tus gestos, palabras y movimientos. Es maravilloso saber que al cerebro le genera felicidad ver que quien tiene al frente se comporta como él.
  8. Cada persona y situación tiene algo para enseñarte. Abre tu mente y tu corazón para que logres sentir como hasta las personas que te incomodan en tu presente, están allí para enseñarte algo valioso que te hará descubrir cada día una oportunidad para trascender. Incluso, no solo personas, estar solo, ver una serie, una película, leer un libro o salir a ver el mundo, también te puede enseñar algo grandioso. 
  9. Vive al 100% para que tengas una muerte digna, pues si vives apagado y con pereza, lo único que harás es esperar una muerte fría y llena de arrepentimientos.
  10. Es frustrante muchas veces ver que tenemos la capacidad de enseñar algo a los demás, pero algunas veces esas cosas no logramos enseñarlas a nuestros seres más cercanos. Por ejemplo en mi caso, que siempre me ha gustado aprender y enseñarle a los demás a tener hábitos saludables, pero en mi familia es con quienes más me ha costado, pues como que extrañamente no hay una receptividad tan fácil. Esto no es un motivo de frustración, pues quizás lo que necesitamos de parte de ellos es que nos cueste y aprender de esa incomodidad para ser mejores. Si todo mundo nos dijera que sí, no tendríamos la oportunidad de ver la mejora continua de nuestras vidas. Nuestra familia es clave en nuestro crecimiento, sea quien sea tu familia (mamá, papá, hijo, hoja, amigos…) ya que ellos muchas veces juegan el papel difícil, el papel incomodo, pero que es aquel papel que te enseña más a vivir a comparación de los otros. 
  11. Si quieres algo en tu vida y no lo eres, finje serlo, finjelo tanto hasta que te lo creas.
  12. Cuando sentimos incomodidad aprendiendo algo nuestro cerebro se expande y tiene la capacidad de crear patrones que a futuro enriquecerán nuestra vida. Cuando logramos enfocar nuestra mente a superar esa incomodidad, nuestra vida trasciende. La clave de la evolución está en nuestro dominio mental para crear pensamientos que te permitan continuar a pesar de la adversidad y así lograr crear una versión mejor de ti expandiendo tu mente y cerebro. 

Wow, ya voy por la 12… Bueno, creo que lo dejaré hasta ahí 🙂  Son la 1 am y quiero terminar de disfrutar la noche con una buena copa de vino y música de mi gusto. Así que espero hayas disfrutado estas memorias del día de hoy. Quería compartirlas contigo con todo el amor del mundo, pues si ami me sirvieron de seguro a ti también podrían servirte bastante.

Si tienes alguna duda sobre alguna, no dudes en escribirme y charlamos respecto al tema.

¡Cuídate mucho!

Mi mayor interés en estos momentos es abrir cada día mi conexión con el universo, dominar mi mente y vivir con pasión aprendiendo cada día. 

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *